Thursday Feb 03, 2022

Medicare Enrollment When You Have Coverage From Your Spouse’s Employer

En español | P. Tengo casi 65 años y estoy jubilado pero tengo una excelente cobertura de salud bajo el plan del empleador de mi esposa. Esperamos utilizarlo hasta que ella se jubile dentro de 10 años. Pero si no me inscribo en Medicare ahora, ¿me penalizarán cuando me inscriba después de su jubilación?

A. No, siempre que siga las normas de Medicare. Casi cualquier persona que esté jubilada pero que tenga una cobertura sanitaria de grupo del empleador de un cónyuge que todavía esté trabajando no necesita inscribirse en la Parte B de Medicare al cumplir los 65 años. Cuando su cónyuge se jubile -o sea despedido o deje de trabajar para esta empresa- usted tendrá entonces derecho a un período de inscripción especial para inscribirse.

Este período dura hasta ocho meses después de que finalice la cobertura de la empresa. Siempre que se inscriba en la Parte B (que cubre las visitas al médico y otros servicios ambulatorios) durante este periodo, no incurrirá en una penalización por retraso.

Además, durante los seis meses siguientes a la inscripción en la Parte B, tiene derecho garantizado a comprar una póliza Medigap, también conocida como seguro complementario de Medicare. Después de los seis meses, los proveedores de Medigap pueden negarse a venderle un plan, o pueden modificar sus primas, basándose en las condiciones preexistentes.

En virtud de varias leyes, las empresas con 20 o más trabajadores deben ofrecer exactamente las mismas prestaciones sanitarias a los empleados y sus cónyuges mayores de 65 años que a los trabajadores más jóvenes y sus cónyuges. Estas empresas no pueden exigirle que se inscriba en la Parte B de Medicare ni ofrecerle ningún incentivo para que lo haga, como el pago de las primas de un plan Medicare Advantage o de una póliza Medigap.

Puede inscribirse en la Parte A (seguro hospitalario) durante el periodo de inscripción inicial de siete meses alrededor de su 65º cumpleaños. No le costará nada -no hay primas para la Parte A si tiene derecho a Medicare- pero le brinda la oportunidad de informar a la Administración de la Seguridad Social (SSA), que se encarga de la inscripción en Medicare, de que está retrasando la Parte B porque tiene cobertura sanitaria con el plan de su cónyuge en la empresa.

Sin embargo, hay algunas excepciones a estas reglas generales a las que debe prestar atención:

  • Compruebe si el plan del empleador de su cónyuge requiere que usted, como dependiente cubierto, se inscriba en Medicare cuando cumpla 65 años. Algunos planes -en particular, la cobertura militar TriCare-for-Life y las prestaciones sanitarias proporcionadas por un empleador con menos de 20 empleados- se convierten automáticamente en secundarios a Medicare cuando un inscrito tiene derecho a Medicare. Esto significa que Medicare paga primero las reclamaciones. En este caso, si no está inscrito en Medicare, no recibiría casi ninguna cobertura del plan de la empresa.
  • Si no está casado pero vive en pareja de hecho y está cubierto por el seguro médico de su pareja en el trabajo, debe inscribirse en la Parte A y en la Parte B durante el periodo de inscripción inicial a los 65 años para evitar sanciones por retraso. Medicare no reconoce a las parejas de hecho como cónyuges y usted no tiene derecho a un período de inscripción especial cuando su pareja deja de trabajar.

Además, recuerde que la frase clave en las normas generales es «un cónyuge que recibe un seguro de salud bajo el empleo actual.» Es decir, que ella o él sigue trabajando para la empresa que le proporciona la cobertura sanitaria. Por lo tanto, aunque su cónyuge reciba prestaciones sanitarias para jubilados después de dejar de trabajar, ambos deben considerar la posibilidad de inscribirse en Medicare (Partes A y B) en ese momento.

No está obligado a inscribirse, por supuesto. Pero si no lo hacen, y algunos años después esas prestaciones de jubilación llegan a su fin por algún motivo, no tendrían entonces derecho a un período de inscripción especial y, por lo tanto, estarían expuestos a sanciones permanentes por retraso.
¿Qué ocurre si se inscribe en la Parte B pero más tarde usted o su cónyuge consiguen un trabajo con prestaciones sanitarias? Si esta cobertura cumple todas las condiciones especificadas anteriormente, puede renunciar a la Parte B en cualquier momento. Tendrá que rellenar un formulario CMS-1763 (pdf) y presentarlo a la SSA. También es necesaria una entrevista personal con un representante de la Seguridad Social para darse de baja; llame al 800-772-1213 o póngase en contacto con su oficina local de la SSA para concertar una.

¿Y qué ocurre con la Parte D de Medicare, que ofrece cobertura de medicamentos con receta? Aquí las reglas son diferentes. Mientras siga recibiendo una cobertura de medicamentos «acreditable» en el plan de la empresa -tanto si su cónyuge sigue trabajando como si se ha jubilado-, no es necesario que se inscriba en un plan de la Parte D.

La cobertura acreditable significa que Medicare la considera tan buena como la de la Parte D. El administrador de beneficios del plan de la empresa puede decirle si es así. Si pierde esta cobertura en algún momento, entonces recibirá un período de inscripción especial de dos meses para inscribirse en un plan de la Parte D sin incurrir en una multa por retraso.

Patricia Barry es la autora de Medicare for Dummies 3ª edición (Wiley/AARP, octubre de 2017).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to Top